Guía para conquistar a la chica de sus sueños en el gimnasio

Conquistar a una chica en el gimnasio puede ser más difícil que cualquier sesión de entrenamiento. Si desea hacerlo, deberá hacerlo bien, así que siga esta guía para evitar cometer errores de principiante.

Déjela terminar

Las chicas se toman sus sesiones de ejercicios con la misma seriedad que los hombres, y probablemente no quedarán impresionadas si las interrumpe cuando intentan ejercitarse intensamente.

Esto no solo es de mala educación; es una torpeza. Nadie puede conversar mientras está en una caminadora o realiza flexiones o estocadas. En esos momentos, hablar es incómodo, si no imposible, así que es mejor esperar hasta que ella se desocupe. Una buena idea es acercarse a ella cuando esté en el bebedero.

Elogie su atuendo, no su cuerpo

A pesar de que las chicas van al gimnasio para mantenerse en forma, no debería pensar que quedarán impresionadas con elogios acerca de su cuerpo. Esto es tan repulsivo en el gimnasio como fuera de este, así que evite decirle lo bien desarrollados que están sus cuádriceps. En vez de esto, fíjese en su atuendo. Si está usando una camiseta de algún evento deportivo, pregúntele cómo le fue en el evento y cómo estuvo. Si hay algo que le parece notable, hágale un cumplido al respecto.

Esta es una excelente manera de iniciar una conversación sin hacerla sentir incómoda, y es el tipo de preguntas que se ajusta naturalmente al contexto, así que no parecerá que usted está esforzándose en iniciar una conversación. También puede preguntarle acerca de algún suplemento dietético que esté tomando. A la mayoría de las personas que van al gimnasio les encanta conversar acerca de suplementos dietéticos, así que esta es una estupenda manera de iniciar una conversación.

Hable con todos

Si desea conocer a una chica en el gimnasio, no deberá hablar solo con ella. En vez de esto, trate de hablar con todos, o al menos salúdelos. Esto demuestra que usted tiene confianza en sí mismo y que es amigable y fácil de abordar. Lo más importante es que demuestra que no habla con ella únicamente para intentar llevarla a la cama.

Una de las mejores maneras de lograr esto es ir al gimnasio en horas regulares durante la semana. Así conocerá a otras personas que asistan en el mismo horario, lo cual, con el tiempo, lo ayudará a desarrollar una amistad.

No se inscriba en sus clases

Si usted alguna vez se ha acercado a una clase de yoga, zumba o algún ejercicio similar, probablemente habrá notado dos cosas: hay una proporción enorme de chicas en comparación con los hombres, y estas chicas lucen estupendas. Se le podría ocurrir que este sería un buen lugar para conocer a alguien. No lo es.

Los hombres que toman estas clases inmediatamente dan la impresión de estar allí por las chicas, incluso si no es el caso. Además, usted se verá obligado a realizar rutinas que lo hacen ver bastante ridículo, a menos que sea un experto, lo cual no es.

 

Siga estos consejos para abordar a la chica de sus sueños en el gimnasio sin echar a perder las cosas. Lo único que necesitará es un poco de confianza adicional en sí mismo.